miércoles, 11 de septiembre de 2013

Leche de almendras


Como os comenté cuando hice la leche de arroz, dentro de las "leches vegetales", también se encuentra la leche de almendras.
Es una bebida rica en calcio, potasio, en fibra y baja en sodio, omega 3, carece de gluten, colesterol y lactosa.
Resulta altamente digestiva y recomendable para la salud.

Para endulzar la leche, podemos utilizar dátiles, azúcar, stevia, sirope de agave...o simplemente no endulzarla.
La leche de almendras industrial, suele llevar gran cantidad de azúcar añadido. Si la hacemos nosotros, tenemos la opción de elegir un edulcorante natural. Además son un poco caras.
La pulpa resultada de colar la leche, (Okara) se puede utilizar para hacer multitud de recetas como por ejemplo bizcochos Conservar en el frigorífico, si no la vamos a utilizar en 2 días, la congelamos.
Las almendras se pueden usar con piel (tiene más propiedades) o sin ella, siempre que estén crudas y sin sal.
La leche de almendras se puede utilizar para hacer batidos de frutas, helados caseros, pasteles... Incluso mayonesa o salsa bechamel, para estas 2 salsas, no se endulza.
Tiene poca conservación, en 2 días se puede agriar.
A pesar de colarla bien, los posos de las almendras quedan en el fondo, por eso hay que agitar la leche antes de tomarla.
A mí me ha gustado mucho. nada que ver con las compradas.

INGREDIENTES:
100 gr de almendras crudas con o sin piel (yo con piel)
1 litro de agua mineral
1 cucharadita de esencia de vainilla o azúcar vainillado
2 dátiles sin hueso o 60 gr de miel o 35 gr de azúcar (yo 35 gr de azúcar)

ELABORACIÓN:
1- Poner las almendras  y dátiles en remojo durante 6/12 horas para que se hidraten y ablanden un poco. (yo 7 horas)
2- Desechar el agua del remojo y lavar las almendras y los dátiles.
3- Echar en el vaso todos los ingredientes , programar 2 minutos, 37º, velocidad 5-10.
Cuando termine, volver a programar 1 minuto, velocidad 10.
4- Preparar un bol grande. Colocar un colador con una gasa hidrófila.
5- Dejar reposar una hora dentro del vaso.
6- Colar la leche con cuidado.
7- Unir los picos de la gasa y presionar para extraer toda la leche sin que traspase la pulpa.
8- Dejar enfriar la leche antes de embotellar.
9- Embotellar con ayuda de un embudo.
10- Conservar en la nevera.
¡Qué aproveche!

Fuente: Las recetas de Laurita.













Chonchi

No hay comentarios:

Publicar un comentario