miércoles, 25 de septiembre de 2013

Pastel de calabacín

  

Este pastel de calabacín, me ha gustado mucho, porque es muy parecido a una quiche pero más ligero. No lleva masa de base ni tampoco nata.
Se puede tomar frío o templado, con lo cual es ideal para comer tanto en invierno como en verano.
Tiene un sabor suave debido al calabacín.

El jamón de York podemos sustituirlo por atún en lata bien escurrido, así tendremos varias opciones para cambiar de sabor.
El molde que he utilizado es desmontable de 26 cms. Si queremos que quede más gordita, la pondremos en uno más pequeño y estará más tiempo en el horno.
Otra opción es hacerlo en moldes individuales si tenemos invitados, reunión con amigos...
Para mi gusto está más rica el mismo día de hacerla, aunque al día siguiente tampoco está mal.

INGREDIENTES:
275 gr de calabacín con piel
150 gr de cebolla
4 huevos L
60 gr de aceite de oliva virgen extra
160 gr de harina
1 cucharadita de levadura química
150 gr de jamón de York
50 gr de queso en polvo o rallado
1 cucharadita de sal
1 pizca de pimienta negra
1 pizca de nuez moscada

ELABORACIÓN:
1- Precalentar el horno a 175º, calor arriba y abajo
2- Poner el calabacín y la cebolla cortado en trozos en el vaso. Programar 5 segundos, velocidad 4. Reservar.
3- Poner el jamón de York y trocear 1 segundo, velocidad 5. Reservar.
4- Sin lavar el vaso, poner los huevos, el aceite, la sal, la pimienta, la nuez moscada, la harina y el queso. Programar 10 segundos, velocidad 4.
5- Añadir el calabacín, la cebolla y el jamón. Programar 10 segundos, velocidad 2,5.
6- Verter sobre el molde previamente engrasado.
7- Hornear durante 30/35 minutos (yo 33).
8- Dejar enfríar sobre una rejilla y desmoldar.
¡Qué aproveche!

Fuente: Bocados de cielo (algunos cambios)











Chonchi

No hay comentarios:

Publicar un comentario