jueves, 18 de diciembre de 2014

Kringle Estonia


El Kringle Estonia es un dulce típico de los Países Bálticos, el equivalente a nuestro roscón de Reyes. Es una trenza de masa brioche rellena de canela y frutos secos.
Seguro que al ver la foto habréis pensado que será complicado de hacer, pues os equivocáis, simplemente es dar un corte y forma, sin más.
He puesto la mitad de canela porque me gusta el toque que le da, pero no si es muy intenso.

Si la masa quedase un poco dura, añadir un chorrito de agua templada por el bocal y amasar medio minuto más hasta que la absorba. La masa se maneja muy bien.
Me gusta poner la ralladura de limón, le da un sabor muy rico.
Se puede cambiar la crema del relleno por otra al gusto, dulce (Nocilla, dulce de leche) o salada (sobrasada, queso de untar), añadir otros frutos secos o fruta escarchada.
Se puede hacer el doble de masa y preparar 2 Kringles con los mismos tiempos, por ejemplo uno dulce y otro salado.

INGREDIENTES:
(para 6 raciones)
Para la masa:
30 gr de azúcar
Opcional: la piel de medio limón sin parte blanca
120 gr de leche
30 gr de mantequilla
15 gr de levadura fresca
1 yema de huevo
300 gr de harina de fuerza
1 pizca de sal

Para el relleno:
50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
60 gr de azúcar
2 cucharadas de canela molida (yo una)
50 gr de nueces picadas gruesas
o de frutas confitadas troceadas

Para el glaseado:
1 clara de huevo, 20 gr
50 gr de azúcar glas

ELABORACIÓN:
Para la masa:
1- Poner en el vaso el azúcar y la piel de limón, pulverizar 15 segundos, velocidad 10. 
2- Bajar los ingredientes hacia el fondo del vaso, agregar la leche, la mantequilla y la levadura. Programar 1 minuto, 37º, velocidad 2. 
3- Añadir la yema, mezclar 4 segundos, velocidad 3.
4- Incorporar la harina y la sal tamizadas, amasar 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
Retirar la masa del vaso y dar forma de bola. Dejar reposar dentro de una bolsa de plástico hasta que doble su volumen (aproximadamente 1 hora, en función de la temperatura ambiente).

Para el relleno:
5- Sin lavar el vaso, poner la mantequilla, el azúcar y la canela, mezclar 30 segundos, 37º, velocidad 2.
6- Cuando la masa haya doblado su volumen, precalentar el horno a 180º.
7- Poner la masa sobre la superficie de trabajo espolvoreada con harina, extender con el rodillo hasta obtener un rectángulo de aproximadamente 40 x 50 (yo 30 x 45)
8- Untar con la crema del relleno, espolvorear las nueces y enrollar por la parte más ancha.
9- Cortar el cilindro por la mitad a lo largo dejando uno de los extremos sin cortar, unos 2 cms.
10- Cruzar la masa de forma que el corte quede hacia arriba, unir los extremos formando una rosca.
11- Colocar en una bandeja de horno forrada con papel vegetal, hornear a 180º, durante 20 minutos.

Para el glaseado:
12- Mientras tanto preparar el glaseado, mezclar la clara de huevo batida ligeramente y el azúcar glas.
13- Al sacar el Kringle del horno pintar con el glaseado. Dejar enfriar.
¡Qué aproveche!

Fuente: Thermomix Magazine Nº 50.















Chonchi

No hay comentarios:

Publicar un comentario