miércoles, 19 de noviembre de 2014

Mermelada de tomate


Últimamente nos estamos acostumbrando a ver mermeladas de todo tipo, ya no compramos solo las típicas de frutas sino también de verduras y hortalizas. (cebolla, pimiento...) Como a mí me gusta más todo lo que sea casero, hoy os voy a mostrar como preparar esta deliciosa mermelada de tomate.
La mermelada en general lleva el mismo peso de azúcar y fruta, pero en este caso el azúcar va reducido a la mitad, más a nuestro favor para poder disfrutar de esta deliciosa mermelada.

Es muy importante añadir el limón porque aumenta la acidez de la mezcla (mantiene la mermelada), ayuda a que el azúcar no se cristalice y a espesar la conserva.
No aconsejo hacer más cantidad de mermelada de la receta porque se saldrá bastante y os pondrá todo perdido. Estar pendientes y no dejéis de vigilar el Thermomix mientras esté cociendo la mermelada.
Los tomates se pueden escaldar en una cazuela con agua hirviendo durante unos segundos cortados en forma de cruz.
Se conserva en un bote bien cerrado durante 7/10 días en el frigorífico. Para conservar por más tiempo, la podéis embotar.
La podéis acompañar con una rebanada de pan tostado y queso al gusto, en mi caso el que más me gusta es el de untar. Otra idea sería con tostada, mermelada de tomate y anchoas, o con queso frito (cuadraditos de queso enharinado y frito).

INGREDIENTES:
(para un bote de 400 gr)
650 gr de tomates maduros
700 gr de agua para el vapor
20 gr de zumo de limón
300 gr de azúcar
2 clavos de olor
o una rama de canela

ELABORACIÓN:
1- Echar el agua en el vaso, calentar 7 minutos, Varoma, velocidad 1.
2- Colocar el cestillo dentro del vaso y poner los tomates enteros. Programar 4 minutos, Varoma, velocidad 1.
3- Sacar los tomates del cestillo y dejar enfriar un poco. Retirar el agua del vaso.
4- Pelar los tomates y partir en cuartos.
5- Poner en el vaso los tomates, el azúcar y el zumo de limón. Triturar 30 segundos, velocidad progresiva 5/10.
6- Añadir los clavos de olor, programar 20 minutos, 100º, velocidad 2. Colocar el cestillo sobre la tapa para que evaporar mejor.
Una vez finalizado programar 10 minutos, Varoma, velocidad 2.
7- Comprobar la textura de la mermelada, para ello, echar una cucharada sobre un plato y dejar enfriar. Esa sería la consistencia de la mermelada al enfriar por completo. Si estuviese algo líquida, programar 5 minutos más, Varoma, velocidad 2. Vuelve a hacer la comprobación. Retirar los clavos de olor.
8- Verter en un frasco de cristal, dejar enfriar, tapar y conservar en el frigorífico.
9- Consumir preferentemente antes de 10 días.
¡Qué aproveche!

Fuente: Mis thermorecetas (algunos cambios).









Chonchi

No hay comentarios:

Publicar un comentario