martes, 9 de septiembre de 2014

Rosquillas de hojaldre "cristaleiro"


Estas rosquillas de hojaldre "cristaleiro", son típicas de Galicia, muy fáciles de hacer y con un resultado sorprendente. Se denominan así por el efecto de cristal que tienen producido por el azúcar.
Consisten en un hojaldre bañado en almíbar de miel y rebozadas en azúcar.
Es un dulce para comer en cualquier época del año, aunque preferentemente se tomen en Semana Santa.

Para que al pasar las rosquillas por el almíbar no se despeguen las 2 capas. procurar no tenerlas en remojo demasiado tiempo. Vuelta y vuelta y escurrir.
El hojaldre no se pincha, sino no subirá bien.
Si se utiliza hojaldre congelado, descongelar con antelación.
Para conservarlas, duran varios días, meterlas en una caja bien cerrada o en bolsas, no en la nevera.
Al rebozar las rosquillas en el azúcar, si están muy mojadas humedecerán el azúcar y no quedarán igual porque se hace pegotes.
Yo he utilizado una plancha de hojaldre y la he dividido en 2 partes y aún así me han salido 8 rosquillitas de 5 cms y 3 rosquillas de 7 cms. Las he hecho así para ver que tamaño me gustaba más.Las 2 quedan bien.

INGREDIENTES:
2 láminas de hojaldre fresco Lidl (1 partida a la mitad)
1 o 2 cucharadas de mantequilla

Para el almíbar:
100 gr de agua
100 gr de miel
100 gr de azúcar

Azúcar para rebozar las rosquillas

ELABORACIÓN:
Para el hojaldre:
1- Precalentar el horno a 220º, calor arriba y abajo.
2- Fundir la mantequilla en el microondas.
3- Extender una lámina de hojaldre, pintar con la mantequilla toda la superficie y colocar encima la otra lámina.
4- Hacer la forma de las rosquillas con 2 cortapastas redondos, uno grande de 5 o 7 cms y otro más pequeño para el agujero. He utilizado un descorazonador y una boquilla.
5- Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y colocar encima las rosquillas, dejarlas un poco separadas.
6- Hornear a 220º, durante 12/15 minutos ( yo 10) o hasta que estén doradas.
7- Dejar templar sobre una rejilla.

Para el almíbar:
8- Mientras se hornean hacer el almíbar, poner en el vaso del Thermomix el agua, la miel y el azúcar. Programar 8 minutos, 100º, velocidad 2.
9- Quitar el cubilete y programar 2 minutos, 90º, velocidad 2.
10- Verter el almíbar en un bol y reservar.

Baño de las rosquillas:
11- Una vez estén frías las rosquillas, bañar en el almíbar sin tenerlas mucho rato.
12- Dejar escurrir en una rejilla.
13- Rebozar en azúcar por las 2 caras.
14- Conservar en una caja de lata. Conviene que esté forrada de papel vegetal.
¡Qué aproveche!

Fuente: Mis Thermorecetas.











Chonchi

No hay comentarios:

Publicar un comentario