lunes, 9 de junio de 2014

Albóndigas de merluza con vino blanco

 

De siempre hemos comido más carne que pescado, ¡esto tiene que cambiar, eh!, hoy comeremos unas albóndigas de merluza en salsa de vino blanco.
Para las albóndigas he utilizado filetes de merluza sin piel congelados, hay que tener la precaución de contar con el tiempo de descongelación.
Si las acompañamos de una ensalada, patatas fritas, espaguetis o arroz, tendremos un buen plato único.

Y con las que sobren, las congelamos y ya tenemos casi lista la comida para otra ocasión. ¡Qué bien!
La cantidad de albóndigas realizadas son las 2 fuentecitas de cuadritos de la foto.
He utilizado 3 rebanadas de pan de molde de corte grueso sin borde.
La masa de las albóndigas suele quedar blanda, necesitaréis añadir pan rallado.
Una vez fritas las pongo en papel absorbente y luego las paso al recipiente Varoma.

INGREDIENTES:
(para 22 albóndigas)
Para las albóndigas:
100 gr de cebolla en trozos (yo 85 gr)
30 gr de aceite de oliva
300 gr de merluza sin piel ni espinas en trozos (yo 230 gr, 2 filetes grandes)
1 diente de ajo picado
1 ramita de perejil (solo las hojas, yo seco)
100 gr de pan (yo 80 gr de molde) mojado en leche y escurrido
1 huevo L
25 gr de vino blanco
Sal y pimienta
Harina (rebozar)
Aceite (freír)
Opcional: 65/80 gr de pan rallado (espesar la masa de las albóndigas)

Para la salsa de vino blanco:
2 dientes de ajo
2 ramitas de perejil (hojas)
1 guindilla seca (opcional, yo no)
150 gr de cebolla en trozos (yo 100 gr)
75 gr de aceite de oliva (yo 50 gr)
50 gr de harina (yo 35 gr)
75 gr de vino blanco
500 gr de caldo de pescado (o agua y pastilla de caldo de pescado)
Sal

ELABORACIÓN:
Para las albóndigas:
1- Poner la cebolla en el vaso, trocear 8 segundos, velocidad 4. Bajar los restos de las paredes, si no ha quedado bien troceada repetir 4 segundos, velocidad 4.
2- Añadir el aceite, sofreír 8 minutos, 100º, velocidad 1. Dejar templar unos minutos.
3- Añadir la merluza, el ajo y el perejil. Programar 1 minuto, velocidad 3. Con la espátula, bajar los restos de trituración de  la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas. Si quedasen trozos grandes, programar 30 segundos, velocidad 3.
4- Colocar la mariposa en las cuchillas, añadir el pan remojado y escurrido, el huevo, el vino blanco, la sal y la pimienta. Programar 3 minutos, velocidad 2.
La pasta resultante tiene que quedar blanda, pero firme para formar las albóndigas. Si quedase muy blanda añadir pan rallado, en mi caso 65 gr, mezclar 20 segundos, velocidad 3.
Si quedase muy dura, añadir un poco de leche y mezclar unos segundos, velocidad 3.
5- Con una cuchara, coger porciones de masa, pasar por harina y freír en abundante aceite de oliva pero no a fuego muy fuerte porque se tostará la harina.
6- Colocar en el recipiente Varoma, tapar y reservar.

Para la salsa de vino blanco:
7- Sin lavar el vaso (yo lo lavé, me parecía que estaba bastante sucio), poner los ajos, el perejil, la guindilla y la cebolla. Programar 6 segundos, velocidad 4. Bajar los restos de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas. Si quedasen trozos grandes, programar 4 segundos, velocidad 4.
8-  Añadir el aceite, colocar el recipiente Varoma en su posición, programar 10 minutos, 100º, velocidad cuchara.
9- Retirar el recipiente Varoma y añadir por el bocal la harina, el vino blanco, la sal y el caldo de pescado. Programar 10 minutos, 100º, velocidad 2.
10- Si la salsa quedase espesa, añadir unos 100 gr de agua y programar 2 minutos, 100º, velocidad 2.
Si por el contrario quedase diluida, añadir 1/2 cucharadita de Maizena diluida en un poco de agua fría, programar 2 minutos, 100º, velocidad 2.
11- Comprobar el punto de sal, si se añadiese, mezclar 20 segundos, velocidad 2.
12- Servir las albóndigas con la salsa acompañadas de patatas fritas en dados.
¡Qué aproveche!

Fuente: Thermomix Magazine Nº 22 y Mis thermorecetas.











Chonchi

No hay comentarios:

Publicar un comentario